Conectarse

Recuperar mi contraseña

Ambientación
No hay resguardo para la ira que antaño, desbordaban los primeros fundadores. No hay regocijo alguno en tener la sangre de los hijos, los padres, los hermanos, manchando las calles de nuestras ciudades. No hay piedad para aquel que se interponga en el camino del ascenso y el poder. Somos los Tres Grandes de Londres, y nuestro camino es único. -Angelus, Dominic & Leon- ________________________________ El tiempo de lo antiguo y obsoleto ha terminado, el tiempo de los tiroteos en callejones, los antros clandestinos y los ajustes de cuentas bajo el agua son cosa del pasado, un muy remoto ayer que encabezaron los bisabuelos, abuelos y hasta quizá los padres de esta nueva generación de Capos. La revolución alcanzó a las mafias, la modernidad grita en cada miembro de ellos; atrás quedaron las fachadas y los recatos. Exceso es la palabra que mejor define a esta nueva realeza Londinense. Casinos, lujos, autos, diamantes, licores, dinero fluyendo al por mayor, producto de tráficos e ilícitos. Si, la vida pinta bien, ¿no les parece?; mas sin embargo, no todo puede ser siempre tan fácil, pues para conseguir la opulencia de la cual gozan, se desarrolla una encarnizada batalla en las calles siempre dirigida por los Tres Grandes. "Descuida querida, tus bastardos estarán pronto contigo [...] Di adios Dominic, tu infierno será vivir con la impotencia de no poder salvarla [...]" La Muerte de Melina ha marcado un hito en el transcurso de los hechos, al establecerse Angelus como Parca para los Americanos; derrotado Dominic, la alianza temporal con los Rusos pende de un hilo, pues ya nada la detiene, para llegar a la cima. Mas sin embargo, la sombra de la Hermandad se eleva sobre todos ellos, filtrándose lentamente, tomando posesión de todo a su paso. Llegarán a ofrecerle a Burke, lo único que ahora exige: La Ley del Talión, en forma de llamada telefónica. "Te daré al Ángel en bandeja de plata" Sin más datos, sin más palabras que esas, ¿podrán derribar al monumental Ángel?, ¿logrará Dominic su vendetta?, ¿o serán los Rusos los que, al final, se quedarán con todo?
Últimos temas
» Cierre del Foro
Vie Ago 09, 2013 8:48 am por Angelus Citta

» Día Libre...(Señor Kitai)
Jue Ago 08, 2013 11:22 pm por Kitai Sókolov

» !Di una mentira del de arriba!
Sáb Ago 03, 2013 10:16 pm por Eliza McGregor

» New Vampire World || Afiliación Elite Denegada
Miér Jul 24, 2013 12:13 am por Dominic Burke

» Ausencia por unos días
Dom Jul 21, 2013 9:40 pm por Dominic Burke

» Dancing With The Devil [Confirmación Normal]
Vie Jul 19, 2013 10:10 pm por Dominic Burke

» Yale university+18 {Afiliación normal} confirmación.
Vie Jul 19, 2013 10:05 pm por Dominic Burke

» Homecoming Night | [Confirmación Élite]
Vie Jul 19, 2013 9:57 pm por Dominic Burke

» Pide Rol Aquí
Miér Jul 17, 2013 10:48 pm por Elena Bodrovski Merizteva

Staff
Angelus Citta Administrador - MPLeon Bodrovski Administrador - MP
Dominic Burke Administrador - MPChelsea Marèchal Moderador - MP
Afiliados
Créditos
Este skin ha sido realizado por Natt Wolf para Source Code y es redistribuido ahí. CSS, descripciones y widgets están hechos por ella y es parte de su skin Everybody Lies. Sé original, no copies. El demás contenido como la ambientación y grupos es propiedad del staff de este foro como los roles de sus usuarios.

Time goes by [Lex]

Ir abajo

Time goes by [Lex]

Mensaje por Alissa Dent el Jue Mayo 23, 2013 1:16 pm

Londres. La ciudad más deprimente y lóbrega del mundo, pero también, cuna de las familias más poderosas del mundo. Ciudad que lentamente comienza a despertar tras una noche de juerga; no tardan en aparecer los encabezados matutinos con el recuento de las muertes y los "crímenes sin resolver" que tu padre lucha por aclarar, muchas veces sin resultado alguno. Así es siempre en ese lugar, todo y todos tienen un precio, y los Tres Grandes de Londres -como llama la prensa a los tres presuntos dirigentes del bajo mundo- tienen la plata para pagar a quien se encargue de su basura. Dominic Burke, Leon Bodrovski y Angelus Citta, tres serpientes de lo peor, y sin embargo, te hallas en casa de uno de ellos, compartiendo habitación con su Sottocapo Consejero -aquel que reemplazara al Consejero algún día-, mirando con devoción y cariño al hombre que desde el primer "hola", se llevase tu corazón en las manos. ¿Cómo olvidarlo?, Armand -tu mejor amigo- no se cansa de recordarlo cada vez que ustedes dos tienen problemas, !y vaya que los tienen!, si no es la jefa de Alexandre, es tu padre -el Comisario de SY- y si no, cualquiera de los otros dos dementes que quieren arrasar del mapa a todo aquel que se vincule con los Italianos.

No quisieras recordar todo lo que han tenido que vivir ambos, para poder estar juntos, han sobrevivido a traiciones, secuestros y tiroteos, cualquier otra mujer -más cuerda que tu- ya hubiese pegado carrera en la dirección contraria, pero eres incapaz de hacerlo, no si eso significa dejar atrás a la única persona -aparte de tu padre- que amas más que a tu propia vida.

Ha pasado más de un año ya, desde aquel "incidente" en el cual Lex y tu se separasen, y tres meses casi, desde el atentado que casi te arrebata al hombre que duerme en la cama, mientras tu miras por la ventana, el incipiente amanecer londinense. No pudiste dormir en toda la noche, envidias la habilidad de Lex para dormirse a mitad de Ma Vie en Rose sin inmutarse por el tiradero de palomitas que quedó en la alfombra. Sonríes con delicadeza y ladeas el rostro con suave diversión, un murmullo llama tu atención y desciendes del alfeizar, hasta su lado -!habla dormido!- y escuchas atentamente lo que dice, y claro, aprovechas tu también, para pillarle algún descaro.

-Lex... ¿Me escuchas?-

Susurras y ríes suavemente, esperando cualquier reacción del italiano por el cual, ahora darías la vida entera, con tal de tenerlo a salvo.

-¿Quien era la rubia con la que saliste hace dos noches?-
avatar
Alissa Dent
• Ciudadano Neutral •

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 20/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Time goes by [Lex]

Mensaje por Alexandre Ariozzo el Lun Jun 03, 2013 11:27 am


Sueños. Una ventana a una realidad alterna. Un mundo en donde puedes crear un universo completamente absurdo e irracional donde los perros vuelan. O una puerta a los recuerdos que anidan en la mente y son lo suficientemente fuertes para crear alguna especie de conflicto interno. ¿Qué soñaba el florentino esa noche? Estaba fuera de su humilde casa en un barrio clase media en la ciudad de Florencia. Era un día de tormenta, como el de hoy en la ciudad de Londres. Él, Gian y Abi jugaban en la calle con otros niños del barrio mientras su madre, Cerelia, platicaba con unas vecinas en el portico de la casa. Su padre daba la clase a los niños entre 4 y 8 años, después de aquello Alexandre, Gianluigi y Abrielle podrían pasar a su clase de la edad entre 8 y 15 años de edad y, si era posible, salir a comer todos juntos al restaurant favorito de Abi, pues era el cumpleaños número 10 de la pequeña.

-Una carriera nel furgone. Quest'ultimo è un uovo marcio!-

Alexandre y Abrielle sonríen ante el reto de Gian. Los tres siempre fueron bastante unidos y competitivos entre si.

-Non hai nessuna possibilità, fratello.-

Un alegre Alexandre respondía al tiempo que los tres hermanos Greco iniciaban una frenética carrera para llegar a la Van de Giovanni Greco Sr. El resultado jamás quedaba constante para ellos. Un día ganaba Alexandre, al otro podía ganar Gianluigi y, sorpresivamente, Abrielle tambien les había ganado ya en más de una ocasión.

-Che ne sai tu? Vincere!-

Canturreó alegre la pequeña rubia mientras subía al asiento trasero de la furgoneta, seguida de Gianluigi y, en último lugar, Alexandre. El joven italiano sonrió en sueños. Escuchando aquella voz en inglés que preguntaba que había sucedido hace dos noches.

-Non sai quello che vuoi dire, sorella. E poiché si parla inglese?-

Si. Giovanni Alexandre pensaba que estaba conversando con su hermana menor.
avatar
Alexandre Ariozzo
•Sottocapo•
•Sottocapo•

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 11/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Time goes by [Lex]

Mensaje por Alissa Dent el Lun Jun 03, 2013 12:01 pm

Suspiras al escuchar su respuesta y sientes una leve curiosidad teñida de un fuerte matiz de preocupación por la misma, después de todo, no eres ajena al hecho de lo mucho que Lex extraña a su familia y de lo mal que las cosas resultaron para ellos. Ladeas el rostro y lo miras dormir profundamente, apartas un mechón de cabello de su frente y sonríes con cierto deje de tristeza, sabes que eres parte de su vida ahora, pero nunca podrás competir con esa época en la cual, fue realmente feliz.

-Perché voglio disturbarla, fratello. 're piuttosto scontroso-

Susurras en italiano, sin querer sacarlo de su sueño, del mundo feliz donde puede volver a estar con su familia, tan tranquilo como siempre, aunque eso lo aleje de ti. Te arrodillas en el suelo frente a él, con una suave sonrisa, sin dejar de mirarlo con esa mezcla de adoración y cariño devoto. A veces te preguntas como sería su vida si no hubiese llegado a Londres, si no trabajase para Angelus, si su padre no hubiese fallecido y su entorno familiar no se hubiese resquebrajado de la manera en que lo hizo. No sabes mucho de ellos, solo lo poco que él a veces comenta, de manera muy velad; por lo que entiendes, la pequeña Abrielle sigue en Florencia -aunque en realidad, es mayor que tu- y de Gianluigi, solo sabes que culpa a Lex de la muerte del Sr. Greco, al igual que el mismo Alexandre, se culpa.

Su rostro denota una sonrisa velada en sus sueños, en su mejilla, un post-it con el dibujo de una neurona se exhibe orgullosa -seguramente esa pequeña rebelde escapó a tu escrupuloso método de recolección y salvaguarde de datos-; suspiras y evitas una suave risa divertida, tomando la hoja por uno de sus extremos y despegando de golpe, para que únicamente sea un cosquilleo tenue en lugar del molesto escozor que acompaña a ese tipo de acciones. !Dios!, ¿por qué es tan irresistiblemente guapo cuando duerme?, la noche anterior perdiste dos capítulos, solo por escuchar la sutil respiración hipnótica. Es un hábito que adquiriste en el hospital, mientras estuvo en coma; todas las noches, era ese sonido tenue y cadencioso el que te arrullaba, era el sube y baja de su pecho -en donde tu diestra descansaba toda la noche- lo que te aseguraba, que aún estaba contigo, perdido en el mundo de los recuerdos.

-Ti voglio bene, Lex-

Susurras sin poder evitarlo, apartando nuevamente ese mechón rebelde de cabello que roza su frente con la delicadeza de una caricia; suspiras y contienes el impulso de darle un tenue beso en la comisura de los labios, pues temes despertarlo y apartarlo así, de los recuerdos de su hermana. El móvil suena con el típico repique que distingue la llamada de tu padre, dejas escapar una leve maldición y te pones de pie a toda prisa, con tal de responder antes de que Lex lo escuche y se despierte, mas sin embargo, tropiezas en tu intento de alcanzarlo, cayendo sobre la cama, al momento que contestas

-¿Chi è questo?-

Maldices en voz baja por haber dejado que se te escaparan las palabras en italiano, aclaras la garganta, escuchando el silencio tenso al otro lado de la línea; tu padre no aprueba nada que tenga cierta conexión con los Italianos, !vamos!, el hombre ha dejado de comer pizzas y pastas, por lo mismo. Respiras profundo y vuelves a aclarar la garganta, para esta vez, susurrar en el idioma correcto, un simple "Hola papá. Si, disculpa, nos dormimos, y estaba soñando algo. ¿Lena?... Eh... Si, está dormida. No, descuida, Mikhael nos llevará al campus. Te veo en la tarde. Te quiero"

!Salvada!, dejas caer la cabeza contra la almohada al cortar la comunicación, suspirando largamente antes de animarte a girar el rostro hacia Lex y sonreirle a guisa de disculpa por tan abrupto despertar. Quisieras no tener que mentirle a tu padre acerca de donde y con quien estás, desearías no tener que esconder aún más, tu relación con Lex, pero el mundo no funciona a base de deseos. La realidad es otra, y tu padre tiene una vendetta personal contra todo aquel que posea una mínima parte de sangre italiana en las venas.
avatar
Alissa Dent
• Ciudadano Neutral •

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 20/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Time goes by [Lex]

Mensaje por Alexandre Ariozzo el Lun Jun 03, 2013 12:28 pm

Esa chiquilla revoltosa. El joven Giovanni no puede evitar una suave risa al escucharla y revuelve sus cabellos mientras Gianluigi solo se recarga contra el asiento para no meterse en al pelea infantil de sus hermanos. Cerelia gira sobre el asiento para reprimir a ambos por hacer tanto escándalo y su padre solo sonríe ampliamente al verlos por el retrovisor. Giovanni Sr. no pudo pedir una mejor familia. Un hijo de 14 años que es bastante entusiasta con los entrenamientos. Un hijo de 12 años que ha demostrado ser un genio para casi absolutamente todo lo que hace. Y una hermosa niña que gracias a los tres hombres que tiene en su vida es más fuerte y madura que la mayoría de las niñas de su edad. Sin duda alguna, él daría la vida por sus 3 hijos y por su bella esposa.

-Giovanni, Gianluigi. Già hanno cantato la sorella di buon compleanno?-

Ambos niños sonríen, junto con su madre. Si, fueron prácticamente a despertarla a las 7 de la mañana para cantarle el Feliz Cumpleaños. Su madre despertó por los cantos desafinados de sus dos chicos y solo se recargo en el marco de la puerta mientras la niña se cubría la cabeza con la almohada para no ser víctima de aquella "tortura". Ese fue un momento bastante divertido, tenían que admitirlo los tres. Después vino la hora de los obsequios. Alexandre le había regalado un peluche que compró con todos sus ahorros de 6 meses. Gianluigi fue al jardín de botánica del colegio para cortar un par de flores hermosas y secarlas con un método que Lex no comprendía para conservarlas muchos años intactas. Y sus padres la llevarían a cenar y después le mostrarían su regalo.

-Anche io ti amo, Abi.-

Sonrió con gran amabilidad, mientras Gianluigi sonreía ampliamente.

-Non ti scordar di me.-

La furgoneta se estacionó afuera de una pizzería tradicional y la familia descendió del vehículo para entrar. Sus padres pasaron primero, después de Abi y Gianluigi que conversaban y jugaban animosamente y Lex estaba por entrar cuando una persona la tacleó con fuerza.

[...]

Despertó sobresaltado, sentándose en la cama. Miró a sus alrededores para reconocer su habitación y finalmente girar la vista hacia su derecha para observar a Alissa sonreirle con inocencia y a manera de disculpa. El italiano ríe entre dientes y se deja caer de nuevo, pasando ambas manos por su rostro para desperezarse un poco. Son las 10:00 AM de un 17 de Agosto, es una mañana tormentosa y probablemente se mantenga así el resto del día.

-¿17 de Agosto?-

Vuelve a levantarse sobresaltado para tomar su móvil y mirar el calendario. Si, hoy su hermana cumplía 25 años.
avatar
Alexandre Ariozzo
•Sottocapo•
•Sottocapo•

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 11/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Time goes by [Lex]

Mensaje por Alissa Dent el Lun Jun 03, 2013 12:45 pm

-Lo siento Lex... No quise despertarte de esta manera-

Suspiras largamente, lanzando el móvil sobre la mesa de noche, alargando la mano para apagar la lámpara estilo Windsor que descansa en ese mismo lugar; miras a Lex recostarse nuevamente en la cama, riendo condescendiente contigo, mas sin embargo, se levanta de nuevo y lo observas tomar el móvil con rapidez, ¿acaso te perdiste de algo en esos tres segundos?.

-Si... Hoy es 17 de agosto, Lex. ¿Pasa algo?-

Enarcas ambas cejas, recostándote sobre tu costado, con la pijama de Hello Kitty -regalo de Elena- resaltando en medio de la neblinosa claridad. Recuerdas el día en que Lena te obsequió esa prenda en específico, su llamada misteriosa te dejó nerviosa todo el día, "Tengo un regalo para ti Al... O bueno, creo que será para Lex, por que el lo verá muy seguido", esas palabras te habían perseguido todo el día, sabías a la perfección que a veces Lena tendía a hacer cosas sin pensar, por eso, cuando te entregó la gran caja con el logotipo de una famosa tienda de lencería, casi enrojeciste hasta la raíz del cabello, mas sin embargo, al abrirla y ver que solo era una inofensiva pijama de Hello Kitty de dos piezas, en tono rosa, casi ríes del alivio.

-¿Lex?-

Vuelves a llamarlo, al notar su expresión ausente; esa reacción es cada vez más frecuente en él y te preocupa -en parte por el lado médico, pero has visto todas y cada una de las tomografías que le han hecho, así que eso queda descartado- ya que pareciera que a veces, se abstrae del mundo para volverse hacia una parte de él, donde nadie puede alcanzarlo. Suspiras y tocas su brazo con la diestra libre, ladeando el rostro con la pregunta impresa en la mirada y las facciones suaves, tintadas de una leve curiosidad preocupada.

-¿Esta todo bien?, ¿tienes un compromiso ahora?, por que puedo cambiarme e irme, descuida. La biblioteca del campus debe estar abierta-

Musitas mientras te asomas por el borde de la cama para recoger las zapatillas e intentas localizar el resto de tus prendas, hasta que recuerdas que las dejaste en uno de los cajones del armario de Lex, te sientas posición de Loto y mordisqueas tu labio, intentando organizar tu día a partir de ese momento.
avatar
Alissa Dent
• Ciudadano Neutral •

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 20/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Time goes by [Lex]

Mensaje por Alexandre Ariozzo el Lun Jun 03, 2013 1:29 pm

Rápido como el rayo comienza a moverse entre las aplicaciones de su celular. ¿Cómo fue a olvidarlo? Suspiró con algo de pesadez, tecleando velozmente un mensaje de feliz cumpleaños para Abrielle y que esperaba poder ir pronto a visitarla a Seattle, Washington. Después de todo, ahí laboraba ella como especialista en logística para el FBI. Estaba orgulloso de los logros de su hermana y sabía de antemano que después del atentado contra su padre, Abi había llevado a su madre a vivir en un remoto apartamento junto con una hermana de su padre. Gianluigi, igualmente, había destacado como un agente de campo, trabajando para la S.W.A.T. y recientemente había pedido que le transfiriesen a una cuadrilla de Scotland Yard. Un muy mal presagio para Alexandre.

-Si, cariño. Lo que sucede es que hoy cumple años Abi y no me acordaba.-

Se pone de pie en un ágil salto, y hace unos cuantos estiramientos para tronar algunos de sus huesos. De que le dieran de alta del hospital, ni Chelsea ni Alissa le dejaban estirar su cuerpo con mucha libertad. ¿Qué tenían de malo unos cuantos estiramientos? Si no lo hacía, llegaría el punto donde su cuerpo sería demasiado rígido y entonces ahí tendríamos un muy grave problema en muchos aspectos a la hora de pelear de nuevo. Pasados unos minutos, giró su cuerpo 180° para encarar a su novia y se acerco a ella mientras la veía acomodarse en la cama.

-¿Ya te había dicho que Abi consiguió trabajo en el FBI?-

Sonrió con el orgullo pintado en cada una de sus facciones. Posiblemente que un pariente muy cercano trabajase allí era malo para él. ¿Qué importaba? Aquel que cometió los errores que Abrielle y Gianluigi reparaban era él. E independientemente de si sus dos hermanos querían darle caza, él no les daría espalda. Seguiría sintiendo orgullo y dicha por sus dos hermanos menores.

-¿Te han dicho que te ves muy adorable con esa pijama?-

Le dio un suave beso en los labios, antes de apartarse con un elegante back handspring hacia el armario para tomar una playera de manga corta de uno de los cajones. No pensaba salir a ver a Chels, Army y Pietro vistiendo solo un pants para dormir.
avatar
Alexandre Ariozzo
•Sottocapo•
•Sottocapo•

Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 11/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Time goes by [Lex]

Mensaje por Alissa Dent el Lun Jun 03, 2013 2:25 pm

Así que eso era. El subconsciente humano es tan increíble que puede ligar desde la inconsciencia del ciclo REM, sucesos y recordatorios con el presente; eso explicaría el por qué específicamente ese día, Alexandre soñaba con su hermana menor Abrielle, a la cual no habías tenido nunca el gusto de conocer, pero, por la manera en como Lex hablaba de ella, podías figurarte a una linda muñequita antigua, de rasgos finos y con el mismo poder letal que tu novio. Todo un paquete.

-Vaya, que bien. Felicítala de mi parte... Eso, claro, si es que sabe de mi existencia-

Sonríes ampliamente, sacándole la lengua a Alexandre y mirando divertida cómo estira el cuerpo, escuchando los huesos tronar y acomodarse. Inmediatamente tu rostro cambia, reacomodandose en una expresión preocupada, intentando monitorear la intensidad de sus movimientos únicamente con la mirada, para detenerlo cuando hiciera alguno demasiado brusco. Escuchas esa nueva mención de su hermana menor y sonríes ampliamente, deleitándote con su alegría y denotando el orgullo que exhala por los logros de la más pequeña de los Greco.

-¿En serio?, !wow!, no me dijiste que todos en tu familia, eran un prodigio-

Por lo que has entendido, todos los vástagos Greco trabajan en puestos de élite y de gran responsabilidad, aunque Lex se ve como la oveja negra al trabajar para Angelus. Sonríes y es tu turno de desperezarte, te estiras hacia adelante, con los brazos extendidos hacia el frente y bajas hasta tocar el colchón de la cama con el rostro, levantando el torso lentamente, describiendo un círculo con el mismo. Al levantarte, te encuentras de lleno con la mirada oscura y arrebatadora de Alexandre, misma que te provoca un súbito sonrojo en parte por la cercanía, en parte por su pregunta.

-Pues... Un par me han visto con ella y... No... Armand dijo que era ridícula, Lena que ella siempre tiene buen gusto y papá... Bueno, el solo se rió-

Musita tras responder al beso, riendo entre dientes y mirando cómo se alejaba con aquel movimiento que supuestamente, no debería estar haciendo. Ruedas los ojos y piensas que una o dos veces al día, podrías permitirle ese tipo de esfuerzo. Tomas una almohada y se la lanzas directo a la cabeza, riendo entre dientes.

-Presumido-

Mascullas, antes de bajar de la cama, pasar junto a él después de esquivar la almohada y colarte entre el armario y su persona, tomando del cajón tus prendas, con una suave risa traviesa, colocándote de puntillas y robándole un beso al verlo descuidado, parpadeando como si de pronto, algo te preocupara.

-Creo que... a tu prima no le hará gracia verme aquí a esta hora. De hecho, nunca le hace gracia verme-

Enarcas ambas cejas con delicadeza, parpadeando ahora si algo preocupada; y es que Chelsea siempre te causaba un temor similar al que Angelus causa aún en ti, pero en mucha menor medida. La madre de Armand tiene una forma de mirar que... Bueno... Deja sin palabras. Sigues de pie frente a Lex, de puntillas aún, con tus ropas entre las manos, mordisqueando tu labio como cada que estás nerviosa. El móvil suena y reconoces el timbre de Lena, mas prefieres ignorarlo, aún con esa preocupación, es una de las pocas mañanas que puedes compartir con Alexandre, y quieres aprovecharla.

-¿Sabes?, hablas dormido-

Susurras con media sonrisa, dándole un beso en la nariz mientras dejas la ropa en la silla de un costado y lo abrazas por el cuello, mirándolo fijamente a los ojos, con una seriedad bastante inusual, aunque con la chispa divertida brillando en los orbes claros.

-Hablaste de rubias y morenas. ¿Algo que quiera confesar, signore Greco?-

Susurras imitando el tono de tu padre cuando te interroga, aguantando la risa e intentando mantener el semblante serio, aun curiosa por averiguar quien había sido la chica que Armand le dijese, noches atrás.
avatar
Alissa Dent
• Ciudadano Neutral •

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 20/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Time goes by [Lex]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.